Así quedó el mercado de fuegos artificiales de México, reducido a cenizas