El autor del atropello de Dijon estuvo ingresado en un hospital psiquiátrico