El agresor de Munich es un hombre de 27 años de nacionalidad alemana