Sobrevive milagrosamente después de quemarse el 96% del cuerpo