Romney se hace con la victoria en las primarias de Texas y se convierte en el candidato del Partido Republicano