Reino Unido eleva a “crítico” el nivel de alerta: “Puede haber otro ataque inminente”