Le Pen deja la presidencia del Frente Nacional para desmarcarse de las etiquetas y ganar más votos