El Papa llega a Colombia para mediar en un país dividido por el acuerdo de paz con las FARC