La policía de Nueva York arremete contra el alcalde tras el asesinato de dos agentes