Nace con menos peso que una lata de judías