Una Miss Universo se cobra la venganza contra Trump, 20 años después