Las tropas iraquíes y kurdas, cada vez más cerca de Mosul