Netanyahu cree que es el momento de "quitarse los guantes" y responder a Hamas