Guillermo y Máxima llegan al trono con el cariño de los holandeses