El atacante del aeropuerto de Florida se enfrenta a la pena de muerte