Una mujer deja una propina de 15.000 dólares en un restaurante en Illinois