Depresión, trauma e intentos de suicidio, los estragos de la guerra en los niños sirios