Rusia cree que la declaración norcoreana ha sido malinterpretada