Cameron logra la mayoría absoluta en las elecciones británicas