El palacio de Buckingham convoca a todo el personal de forma urgente