Bersani y Berlusconi pactarán un candidato de consenso para presidir la República