"La vida continúa" en Bruselas