Las autoridades turcas prohíben emitir imágenes del atentado de Ankara