Al Assad culpa a las políticas occidentales de la "expansión del terrorismo"