El tren accidentado viajaba a 130 km/h en una zona de 50 km/h