Los impagos al comercio bajaron el 34,8 por ciento en 2009