El rey, la vicepresidenta y Puigdemont, juntos en un acto en Barcelona