Los representantes del Parlament, en el Congreso