Varios catalanes se acercan a la prisión de Neumünster para intentar ver a Puigdemont