Martínez Pujalte tiene 15 días para alegar sobre su trabajo para una constructora