Antonio Ortiz no padece ninguna patología mental que interfiera en sus acciones