Un debate lleno de política, un gran beso, mucha bronca y alguna regañina