El Gobierno anuncia una subida de impuestos para recaudar 7.500 millones