El Gobierno catalán obstaculiza registros de la Guardia Civil que buscaba pruebas del 3 %