Los extranjeros deberán superar un "examen" para adquirir la nacionalidad española