Estudiantes, padres y profesores alertan de un intento de "privatización"