El coche empotrado contra la sede del PP casi atropella a una empleada de limpieza