“Hemos dado importancia a la economía y nos hemos olvidado de las personas”