Celia Mayer cesa a los programadores que contrataron la obra de títeres del Carnaval