La cárcel Modelo de Barcelona recibe la visita de los curiosos tras su ocupación