La cárcel en la que ha ingresado Puigdemont es la mayor del norte de Alemania