Alcaldes independentistas desafían al Gobierno pasando su orden por la trituradora