Vox sigue atacando a Rivera (y este encantado)