Crece el número de municipios españoles que se ofrecen para acoger a refugiados