Educación dispuesto al diálogo, pero no a la negociación