La vicepresidenta a Iglesias: “El límite de lo que ofende al honor lo pone uno mismo”