La toma de posesión de Torra, discreta y llena de secretismo