Pedro Sánchez vuelve a la carretera para reconquistar el timón del PSOE