Sánchez busca dar un mensaje de "unidad" con sus presidentes autonómicos