Pedro Sánchez llega a su escaño en el hemiciclo para escuchar el discurso de Rajoy